26/8/07

Madre o Selva~

Ayer a la noche fui con mi gordo y una banda de amigos -todos roleros- a ver una obra de teatro. Después de un viajecito interesante en el Sarmiento y en la línea B, caímos en Medrano 535: el teatro La Huella. Esperamos un rato y finalmente entramos a una salita que parecía -y de seguro era- una habitación tipo conventillo. Entre las pocas sillas que había -éramos un público selecto- elegimos la primera fila, justo en frente de la mesa donde en la obra juegan rol. La puesta en escena es más bien simple, roza lo minimalista. Una mesa, banquitos, un sillón, una computadora, un tubo amarillo y una pelotita. De fondo se ven dos puertas. La musicalización me pareció super interesante, al igual que el modo en que estaban armados los personajes, los diálogos. Me acordé de Beckett y los diálogos en "Esperando a Godot", y también de la desesperación y la angustia en "A puerta cerrada" de Sartre. Uno no sabía si reirse o llorar; pero definitivamente te quedás pensando. Yo me acordé, después de ver la obra, y de leer unas palabras que escribió Ezequiel de Almeida en el blog de Madre o Selva, de cómo uno se involucra cuando juega. El autor y protagonista dice "Lo primero que me interesó del mundo de los Juegos de Rol era el grado de pasión y vehemencia con el que los jugadores encarnaban a sus personajes, el grado de verdad con el que padecían las desventuras y las hazañas de sus personajes. Vi personas llorar, vi personas con ataques de felicidad, vi personas amar en nombre de sus personajes", y es así, tal cual.
Sigo pensando que la primera vez que me enamoré, me enamoré primero de un pj, y después del que lo interpretaba. Me casé, me morí, reviví, lloré y odié jugando rol. No sé, todos esos recuerdos volvieron anoche y me dejaron el alma revuelta.

En fin, muymuymuy buena.

Les copio un fragmento que figura en el flyer, y una imagen que lo dice todo.

MADRE O SELVA podría haber sido una historia de terror pero es un juego. Un juego donde las reglas no están del todo claras y cada uno encarna el rol que más le conviene. Un rol distinto al de todos los días, para dejar de tartamudear. ¿Dale que éramos valientes? Eso son los Juegos de Rol, la versión adulta de los juegos de imaginación que juegan los niños, como "Policías y ladrones", "Mamá y papá", "Indios y vaqueros" o “Médico y paciente”.
Es una historia de caretas, de ficciones cotidianas para nombrar lo innombrable, lo incómodo. Así, como los antiguos crearon mitos y religiones, como un saneamiento. Madre o selva no es una dicotomía.
Es ella y ella.

Es una historia de personas que construyen ficciones como sustituto de la realidad. Como alguien construye un amigo invisible o se hace una cirugía plástica. Como creer en espíritus, cábalas y adivinos.
Aquí nadie se pasa el salero de mano en mano.
Aquí se tiran dados para invocar a dios o al diablo.
Aquí se avisa: señora, nada de esto es real."



...Vayan a verla y después me cuentan.

3 mensajitos:

Nala dijo...

No me van a convencer, roleros =P

Ya tengo demasiados vicios como para sumarme uno de estos...

besos niña!

Tru dijo...

Hola nena!!
ya estoy arriba de nuevo con el bloggg :-)
La nueva dire:
www.brujaurbana.com.ar

besotes!

Madre o Selva dijo...

Gracias por la buena onda Pandora.
nos gusto tanto lo que escribiste que pusimos una entrada dedicada a vos en nuestro blog, pasate. Fue muy lindo verlos disfrutar de MAdre o Selva, gracias. Y felicitaciones por el blog, nos gusta lo q escribis
Saludos a tus amigos

Con la tecnología de Blogger.

¿De dónde me visitan?