1/7/10

Info general y ritual para recibir las bendiciones de Bast~

Bast era la Dama del Este, la Madre de los gatos y la esposa del dios Ptah. Aunque se decía que ella era la reencarnación del poder de vida y el calor del Sol, a través de los gatos estabas relacionada con la Luna.
El gato es el animal más sagrado del antiguo Egipto. El templo de Bast guardaba especialmente a los gatos sagrados y los embalsamaban en una gran ceremonia después de muertos. En Egipto, matar a un gato implicaba sentencia de muerte. Los gatos negros eran especialmente consagrados a Bast; los médicos egipcios usaban al gato negro como símbolo de sanación.
El gato decoraba el sistro y, a veces, el espejo de Hathor. Este animal representaba la Luna. Mau era el nombre egipcio del gato. El gato era domesticado desde muy temprano y se lo consideraba un destructor de serpientes, al igual que el lince (un felino salvaje de orejas puntiagudas) a quienes se les atribuían poderes protectores.
Bast era retratada con cabeza de gato, llevando un sistro en su mano derecha y una canasta en la izquierda. Generalmente vestía ropajes de color verde.
Era la diosa del fuego, la Luna, el nacimiento, la fertilidad, el placer, la benevolencia, la diversión, los ritos sexuales, la música y la danza, protegía contra los demonios y presidía sobre la intuición, la curación, el matrimonio y todos los animales (pero en particular los gatos).

Se puede honrar a Bast estableciendo un lugar sagrado en un bosque o en el jardín, para los espíritus de la naturaleza y los animales salvajes. Pon una estatua de un gato en ese lugar para representar a la diosa.

Para recibir las bendiciones de Bast para ti y tus mascotas, construye un pequeño altar con cuadros y/o estatuas de gatos. Estas pinturas y estatuas pueden ser de cualquier clase de gatos, tanto salvajes como domésticos. Pon una foto tuya, de tu familia y algunas de tus gatos allí también. Este ritual puede llevarse a cabo solo, o como parte del armado del circulo ritual.


Toma un sistro o algún instrumento que utilices (campana, cascabeles, etc), y baila suavemente o camina alrededor del circulo. Comienza y termina en el este y muévete según el sentido de las agujas del reloj. Mientras te mueves recita algo como esto:

"La alegría viene de Bast, la dama de los Gatos. La diosa ama y protege a todos los animales. Como hij@ de Bast, yo la invoco para que derrame sus bendiciones"

Vuelve al altar y mueve el sistro mientras dices:

"Te saludo Bast, Dama de los Gatos. Te saludo, Diosa de los placeres terrenales. Enséñame a regocijarme en el comienzo en que estoy, enséñame a amar y ser feliz"

Si tienes retratos de gatos, míralos ahora con amor y alegría. Si no tienes retratos, evoca las imágenes mentalmente. Llama a cada gato por su nombre como si se los estuviera presentando a la Diosa. Estate atento a la atmósfera a tu alrededor, porque muy probablemente, experimentes la presencia de Bast de alguna manera.
Cuando hayas terminado, toma el sistro y ve hacia el este del círculo. Sacude el sistro 5 veces y di:

"Los oídos de Bast son sensibles a cada palabra de daño enviada contra mí o contra mis mascotas. Mis gatos (u otros animales que tengas a tu cuidado) y yo estamos protegidos"

Ve hacia el Sur y sacude el sistro 5 veces y di:

"Las uñas de Bast son filosas y me defienden. Mis gatos y yo estamos protegidos"

Dirígete al Oeste, repite la operación pero esta vez di:

"Bast muestra sus dientes a quienes tienen malas intenciones. Mis gatos y yo estamos protegidos"

Finalmente ve hasta el Norte, repite la operación y di:

"Los ojos de Bast pueden ver a través de la oscuridad. Nada escapa a su atención. Mis gatos y yo estamos protegidos"

Vuelve al altar. Sacude el sistro 3 veces y di:

"Escuchen bien, todos aquellos que podrían dañarme a mí o a lo mío. Aquí se levanta una poderosa fortaleza, un escudo inquebrantable. Ustedes no pueden entrar aqui. Que sus pensamientos negativos vuelvan a ustedes. El portón está cerrado para que ustedes no pasen"

Visualiza una luz verde que invade la habitación, bañándote de energía protectora al igual que a tus mascotas. No te sorprendas si ellos entran en la habitación para recibir la bendición.
Agradece a la Diosa diciendo:

"Amada Diosa-Gata, te agradezco tus bendiciones. Guárdanos en salud, seguridad y felicidad. Protege a mis pequeños dondequiera que ellos vayan"

Saluda a Bast y apaga las velas que hayas encendido. Como una consideración especial hacia la Diosa como hacia tus gatos, obséquiales un mordillo o algún juguete, si es con forma de gato mejor, para que jueguen con él.


Fuente: "Magia con la Luna", de D. J. Conway. Editorial Libro Latino.

1 mensajitos:

Alchemist dijo...

Hola Pandora. Me encanto esta post. Muy muy interesante. Bast es una de las deidades del panteón egipcio que mas me cautivan, de hecho tengo una estatua de ella en mi altar, y ni hablar de los gatos,porque tengo varios. Pondré en práctica esto cuanto antes.

Rwecibe un cordial saludo

Con la tecnología de Blogger.

¿De dónde me visitan?