13/6/09

Pequeño ritual de Yule~

Yule (proviene de Iul, que significa "rueda") tiene el día más corto y la noche más larga del año. Es un punto de inflexión en la parte oscura del año. Yule es la época para celebrar el regreso del sol y el renacimiento del Dios. Es ideal para meditar acerca de tus planes, aspiraciones y esperanzas.

Ritual:
El círculo y el altar debe estar decorado con elementos apropiados para esta estación: muérdago, piñas (los frutos secos que caen de los pinos) y ramas de pino, laurel, romero, acebo y hiedra. Las velas en el altar y las que ubiques alrededor del círculo pueden ser verdes, rojas o púrpuras. Ten a mano, además de las herramientas usuales de tu altar, una vela roja extra que dejarás sin prender.
Traza el círculo y erige el templo, haz las invocaciones correspondientes y deja todo preparado.
Si usas una campana en tus rituales, o elemento similar, hazla sonar 7 veces. Alza tu vara y di:

"¡Salud al Señor y la Señora! ¡El Señor Sol muere, y aún asi vive! En este momento, en el que el Sol está en su punto más bajo, envío mis energías al Señor para llevarle vida y ponerlo en camino hacia nuestra Señora, que espera a la entrada de la Primavera. Este es el momento en que la Diosa da a luz a su Hijo-Amante, destinado a impregnarla y así devolver la luz al Mundo. ¡Salud, Señora! Reina de los Cielos y de la Noche. ¡Tráenos al Niño de la Promesa!"

Enciende ahora la vela roja que reservaste. Siéntate, arrodíllate o permanece de pie -lo que te sea más cómodo- y medita acerca del pasaje del Dios a través de la mitad oscura del año. Visualízalo en este punto de inflexión, renaciendo y dirigiéndose a la Primavera. Agradece a los Dioses por lo que tienes y por la esperanza y las promesas que se te presentan. Cuando hayas terminado, haz sonar la campana 3 veces.

Ahora, si lo deseas, puedes cantar o bailar dentro del círculo. Tomate unos minutos para disfrutar de la sensación del cambio.
Puedes pasar al rito de los pasteles y la cerveza y da por terminado tu ritual.

Fuente: "Wicca for one", de Raymond Buckland. Editorial Citadel Press.
Es curiosa la historia de este libro. Llegó a casa hace un par de días. Me lo mandaban supuestamente de Estados Unidos, pero como demoraba mucho -algo así como 2 meses- lo di por perdido hasta que apareció en un sobre plástico en la puerta de casa. En el sobre habia un sticker amarillo que decía que el paquete habia sido recibido por el correo de Australia (sisi, así como lo leen) y había sido reenviado por ellos a la dirección correcta, o sea, a mi :D
Resumiendo, los lelos del correo estadounidense en lugar de enviarlo a Argentina lo enviaron a Australia; por suerte, al final de cuentas, llegó a destino y estoy encantada con él.
Además, dentro de ese mismo sobre venía "Goddess alive!" de Michelle Skye, otro libro espectacular que recomiendo a todo el mundo.

1 mensajitos:

Yue Luna dijo...

muy buenos los consejos de como festejar Yule.
Y la anécdota del libro... es genial :p
por lo que vengo leyendo, no le dan mucha bola a este sabat :(( es mas como un momento de meditación similar a un esbat, no? que te parece a vos?

Con la tecnología de Blogger.

¿De dónde me visitan?